Mis primeras fotografías las realizaba en el jardín de casa o en parques con mi primer cámara con la cuál me inicié. Después, pude comenzar a hacer fotos en estudios o exteriores con modelos. 

Mi viaje para ser fotógrafo continuó y pude cambiar mi cámara con la que trabajo en la actualidad y así comenzar a tener todo el equipo necesario para realizar fotos que lleguen al corazón.
Captar ese momento justo, donde todos los elementos crean ese bello equilibrio, es lo que me motiva a seguir buscando la perfección.